Investigación científica

Para ayudar eficazmente a nuestros perros ademas de amor necesitamos conocimientos, por eso fundamos el Centro EDUCAN de Investigación Desarrollo e Innovación Tu perro piensa y te quiere para el estudio y bienestar animal.

EDUCAN lleva adelante programas de investigación, propios y en colaboración con otras entidades de todo el mundo, sobre el comportamiento de los animales no humanos, particularmente el de nuestros mejores amigos: los perros. Porque para tratar bien a nuestros compañeros caninos, para mejorar su vida, es necesario conocerlos en profundidad.

¿Qué hacemos?

El Centro EDUCAN de Investigación Desarrollo e Innovación Tu perro piensa y te quiere para el estudio y bienestar animal trabaja en dos áreas:

  1. Estudiamos las capacidades cognitivas, emocionales, comunicativas y sociales de los perros y desarrollamos tecnología didáctica para intervenir en su comportamiento de manera ética, pedagógica y saludable.
  2. También estudiamos las capacidades cognitivas, emocionales, comunicativas y sociales de otras especies de animales no humanos, centrándonos en investigaciones que sean aplicables para la mejora de pautas de conservación, manejo, tenencia, alojamiento y trato de las especies estudiadas.

¿Cómo trabajamos?

Nuestra investigación no es invasiva ni desagradable para los animales que colaboran en ella, se realiza de manera que sea una actividad divertida, enriquecedora y deseable para nuestros compañeros no humanos.

A veces la palabra “investigación” puede evocar animales que languidecen en pequeñas jaulas metálicas y cuya única actividad es ser llevados a otras cajas donde se experimentará con ellos. Incluso puede traernos a la mente la idea de animales diseccionados.

Es muy importante para nosotros informar sobre cómo tratamos a los animales no humanos que nos ayudan y sobre cómo se desarrolla nuestro trabajo.

El Centro EDUCAN de Investigación Desarrollo e Innovación Tu perro piensa y te quiere para el estudio y bienestar animal sigue criterios de investigación ética hacia los animales no humanos, considerándolos compañeros de trabajo y no meros objetos de estudio. Para garantizar su calidad de vida cumplimos las siguientes premisas:

  • Los animales viven en entornos enriquecidos y adecuados para promover su acceso a la felicidad. Queremos conocer las capacidades de animales felices, el estudio sobre individuos confinados en celdas de aislamiento no sólo es éticamente reprobable, sino que introduce sesgos en los resultados, que resultan poco realistas al aplicarlos a animales con calidad de vida óptima. Por ejemplo, los perros con los que investigamos son perros de familia, como el tuyo, que en su día a día conviven con personas que los quieren, salen a la plaza a jugar con sus amigos caninos, persiguen la pelota y duermen en el sofá.
  • Los animales se alimentan con la calidad y la cantidad adecuadas para que disfruten de su comida, sean felices, saludables y mantengan un peso adecuado. La deprivación continuada (mantener a los animales en situaciones de hambre y en pesos por debajo del recomendable), que ha sido frecuente en investigación, nos parece una práctica injusta y abusiva. Además, como el punto anterior, introduce sesgos: las capacidades, la manera de ver el mundo y la manera de relacionarse y comunicarse de un animal hambriento y/o aislado varían respecto a las de un animal feliz.
  • Los animales deben obtener beneficios. Los animales no humanos no pueden dar su consentimiento para participar en la investigación. Eso convierte en una obligación asegurarnos de que consiguen algo bueno cuando colaboran con nosotros y nos ayudan. Estos beneficios deben cubrir una doble vertiente:
    1. Beneficios para los animales que participan en la investigación: Nuestros experimentos están diseñados para que los animales los vean como un juego, una ocasión de hacer cosas divertidas, satisfactorias y obtener con ello premios de diferentes tipos.
    2. Beneficios para la especie estudiada: El objetivo de nuestro trabajo es mejorar la manera de convivir con nuestros compañeros planetarios, por ello las investigaciones están diseñadas para que sus resultados mejoren la conservación, convivencia y manejo con las especies estudiadas.

Nuestros grupos de investigación